Saludo navideño del Padre Ezequiel Rubio, Superior de la Casa Autónoma